Un poco de historia

  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia
  • Tony velonis serigrafia cursos arte historia

A continuación de los felices años 20 los Estados Unidos se vieron sumidos en un período de profunda crisis, a partir del cual los sucesivos gobiernos iniciaron una serie de reformas económicas y sociales con la finalidad de paliar sus efectos devastadores. Si bien económicamente no se produjo la recuperación hasta entrada la Segunda Guerra Mundial, se cree que moral y anímicamente algunas de estas reformas sí surtieron efecto en una población desmoralizada.

Con un alarmante 25 % de paro el gobierno inició un programa de medidas de impulso al empleo público creando millones de puestos de trabajo a través de la ejecución de obras públicas. La agencia estatal de empleo y asuntos sociales, conocida como Works Progress Administration o WPA, proporcionó la mano de obra suficiente para crear o reparar entre otras 110.000 escuelas, 100.000 puentes y 800.000 Km. de carreteras.

La WPA estaba subdividida en proyectos, así el Federal Art Project o FAP era el proyecto correspondiente al sector de las artes plásticas, además existieron también el Federal Writers Project o el Federal Theater Project, entre otros. A través del FAP el gobierno dio trabajo y subsidio a miles de artistas promocionando la producción, investigación y la enseñanza de las artes. Artistas destacados como Pollock, De Kooning, Tobey o Rothko formaron parte de este programa. El FAP se desarrolló en 48 estados diferentes, empleó a más de 5.000 artistas y produjo unas 100.000 pinturas y 18.000 esculturas. A través de este organismo se crearon unos 100 centros cívicos destinados a la enseñanza del arte y también varias galerías estatales para la promoción de los artistas.

El FAP a su vez estaba organizado en divisiones; la división de murales, la de pintura, la de fotografía, la de escultura y la división de pósteres, conocida oficialmente como Poster División. Las Poster Division tenían la misión de diseñar y producir los pósteres de las instituciones gubernamentales y emplearon tanto a impresores como diseñadores y artistas. A diferencia de otros proyectos artísticos federales en los que predominaba el patriotismo americano y el realismo social, las Poster Division tuvieron una gran influencia de movimientos europeos como el art decó, la Bauhaus o la vanguardia rusa. Probablemente por influencia de uno de sus primeros directores Richard Floethe, un diseñador industrial de origen alemán.

En un principio los carteles eran dibujados a mano por artistas, pero fue a partir de 1936 cuando Anthony Velonis introdujo la técnica de la serigrafía para la producción de los mismos. Velonis entró a formar parte de la Poster Division de Nueva York en 1935, procedente de un establecimiento de serigrafía comercial. A su llegada decidió aplicar sus conocimientos de diseño e impresión al proceso, convenciendo a la administración de que así aumentaría considerablemente la producción y la calidad de los carteles. Una vez demostrada la idoneidad de la técnica las instituciones se apresuraron a organizar cursos de serigrafía entre el resto de divisiones. Velonis viajó por todo el país difundiendo el proceso. Así mismo, en 1937 publicó el manual Technical Problems of the Artist: Technique of the Silkscreen Process, que fue usado como guía práctica para la enseñanza de la técnica.

A partir de ese momento la elaboración de un cartel dejaba de ser una tarea individual para convertirse en un punto de confluencia entre artista e impresor. El artista se encargaba del diseño, del color y del corte de las plantillas, por su parte el impresor era el que se encargaba del proceso de estampación. La puesta en común de los conocimientos de ambos provocó el enriquecimiento técnico y artístico de los pósteres dando como resultados ejemplares altamente equilibrados. Los carteles de la WPA poco a poco fueron adquiriendo prestigio y en numerosas ocasiones también muy elogiados por la crítica. Fueron considerados como ejemplos de arte gráfico de gran valor tanto por su calidad y originalidad en el diseño como por su significado y contenido social.

La producción de carteles aumentó considerablemente pudiendo llegar a imprimir una sola división unos 600 carteles al día. Hacia 1938 ya se habían creado divisiones de pósteres en al menos 18 estados. Se calcula que durante lo que duró la WPA (de 1935 a 1943) se imprimieron unos 2 millones de pósteres, de unos 35.000 diseños diferentes.

Gracias al esfuerzo de Velonis, junto con el de otros artistas de su círculo, la serigrafía fue adquiriendo fuerza en el ámbito artístico hasta llegar a convertirse en un medio más para la creación. Experimentaron con todos los recursos que tenían a su alcance con la finalidad de definir el lenguaje propio de la serigrafía. Velonis además, asesorado por el crítico y comisario de arte gráfico Karl Zigroser, introdujo el término Serigraph para ser aplicado específicamente a la técnica en el campo del arte y diferenciarse así de la vertiente más comercial llamada screen print.

Al comienzo de la II Guerra Mundial las Poster Division fueron transferidas al ejército norteamericano, pasándose a llamar Grafic Secttion of the War Service Division. Mientras duró la guerra la serigrafía fue utilizada masivamente para la impresión de material bélico, como uniformes, mapas, carteles o embalajes, entre otras cosas. Por su parte, en 1939 Velonis abandonó definitivamente la división de Nueva York para fundar su propio estudio, el Creative Printmaker Group, junto con Hyman Warsager, artista que también había trabajado para la WPA. Con todos los conocimientos que habían adquirido durante esos años decidieron dedicarse a la experimentación gráfica y a la edición tanto de obra propia como para otros artistas y galerías, siempre en ediciones limitadas y numeradas.

Share on FacebookEmail this to someonePrint this page